domingo, 21 de febrero de 2010

Arcano Personal: 15 EL DIABLO

Vivirás una vida plena de emociones y estímulos materiales. Todo estará marcado por la búsqueda de placeres, poder y satisfacciones físicas. Tus sentidos te harán percibir que no existe nada más que lo tangible. Dentro de esta concepción, te atas a lo material y llegas a depender de ello. El poder del ego, lo carnal, el dinero y posesiones se convierten en tu Norte y vives un autoengaño, pues las tentaciones te alejan de tu esencia divina. Imperan en tu vida la envidia, la mezquindad, la ira, la mentira y la búsqueda del poder, que se convierten en medios lícitos en función de metas ilusorias.

Te rodearán entornos materialistas y llenos de trampas y en los cuales aprenderás a moverte para sacar provecho. Tu propia sombra te esclaviza y te subyuga. Predominan los deseos desmedidos, la falta de ética, moral y lealtad a los principios universales, valores que llegarás a considerar un estorbo para tus planes, simple necedad o melindre.

La satisfacción de tus necesidades será prioridad, en detrimento de los demás, ya que persigues el poder y los logros materiales, ajenos a los valores colectivos. Revisa tus motivaciones, analiza hasta dónde eres capaz de llegar para lograr tus deseos. Limpia y eleva tus pensamientos a fin de trascender el materialismo ciego que te mantienen en una prisión. Más allá está la luz, la pureza y el esplendor a los cuales puedes tener acceso sólo superando la oscuridad que constriñe tu espíritu y obnubila tu razón. No obstante, recuerda que posees un libre albedrío gracias al cual, tarde o temprano, tú decides dónde y cómo quieres estar.

Si esta energía está mal canalizada no hay la disposición a vencer la oscuridad, a aprender de estas pruebas. Te sientes atrapado, de manera que no tienes esperanzas, no reconoces que eres un ser de luz ni aspiras liberarte de las cadenas que te atan. La ignorancia, una de las mayores debilidades el ser humano, te impide ver las energías nefastas que te rodean y permaneces inconsciente de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.