domingo, 21 de febrero de 2010

Arcano Personal: 20 EL JUICIO

Eres como el ave Fénix. Te abres a la vida, a las nuevas oportunidades, para renovarte y renacer en cada ciclo que termina. Te liberas de las preocupaciones, de viejas ataduras, de los apegos y el miedo. Como si te encargaras de sacar y ventilar el baúl de los recuerdos, o separar la paja del trigo. En lo cotidiano, cuando tienes la visión de que las cosas ya no dan para más, y algo debes hacer para producir o acelerar un cambio, pones en acción tu espíritu renovador, esperanzador y transmutador.
El Juicio es tu visión consciente del mundo y de tu rol en él. Es tu aceptación de las responsabilidades, pero en especial de las que conducen a tu propia evolución, en una visión expansiva de tu futuro, pero también a la evolución de tus circunstancias como parte de una perspectiva más amplia de tu rol en el cosmos.
El Juicio indica que canalizas y propicias energías muy poderosas, que te hacen romper con viejos conceptos, situaciones y condiciones que tienden a frenarte o a mantenerte "encerrado", atrapado, como en un sarcófago. En tal estado consciente estás alerta ante las señales que el universo te envía. No importa el medio (puede ser una persona, un aviso de prensa, un libro, una carta de Tarot o una canción que suena en la radio), atiendes el llamado de los mensajeros, a las señales que te instan a reconocer cuándo se cierra un capítulo y corresponde abrirse a una nueva vida, salir, renacer, ir hacia la Luz.
Cuando la carta está invertida, señala que no quieres ver que ha llegado el momento de dar todo por terminado (que corresponde comenzar un nuevo ciclo), experimentas un “cambio de piel” y el dolor de soltar el pasado. Tu apego a la relativa comodidad de lo conocido te paraliza e impide que comiences un nuevo tramo del camino. Este inquietante pero necesario proceso para el renacimiento puede pasar inadvertido y habrás perdido la oportunidad de redención, liberación y sanación. No ignores que, como en los ciclos agrícolas, hay tiempo para sembrar y tiempo para segar, pero siempre renacemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.